El secreto para contratar a los mejores es buscar a personas que quieran cambiar al mundo